Disciplina positiva y cómo ejercerla en casa

Disciplina positiva y cómo ejercerla en casa

Posted by Editorial Staff Brillamont on Aug 27, 2018 11:51:14 AM
La disciplina es básica para formar a los hijos como personas de bien y miembros productivos de la sociedad, sin embargo, es una de las prácticas más difíciles para que los padres inculquen a sus hijos. Si tienes problemas para hacer valer la disciplina en casa, tenemos buenas noticias, hay maneras de facilitar el proceso.

Lo primero que hay que entender sobre la disciplina es que es un recurso para mejorar la conducta de tus hijos, no para castigarlos. No se trata de forzarlos a seguir un set de reglas, sino de ayudarlos a entender el por qué esas reglas están ahí en primer lugar, y el cómo seguirlas los va a ayudar a ser mejores personas y a llevarse mejor con otros. Todo esto resulta en una vida más feliz para ellos y en una más tranquila para ti.
 
brillamont-17-1
 
¿Cómo funciona la disciplina positiva?
  • Está basada en la confianza, el apoyo, el respeto y el amor.
  • Considera la edad del niño y su etapa de desarrollo para ser más efectiva.
  • Busca el diálogo en vez del castigo.
  • Sus resultados son más duraderos y visibles.
 
Para ejercer esta disciplina la paciencia es clave, toma las medidas que necesites para conservarla, si necesitas un receso o que tu pareja te releve no temas en hacerlo. Es muy importante que mantengas la atmósfera de empatía y respeto que tu hijo necesita para que te escuche claramente.
 
En vez de castigo, utiliza reforzamiento positivo. No subestimes el efecto tan diferente que puede tener un método que enfoque al niño a actuar para ganarse algo bueno, en comparación a esconder conductas no deseadas para escapar de un castigo.
 
Puede ser que en ocasiones el castigo sea necesario, pero recuerda que éste debe ser proporcional a la falta del niño, quien no tiene que estar de acuerdo si le restringes los videojuegos por un tiempo o no lo dejes salir un fin de semana, pero sí debe, al menos, ver la lógica en las consecuencias que conllevan sus acciones.
 
El castigo físico no es recomendable bajo ninguna circunstancia, ya que además de asustar y estresar innecesariamente a los niños, les enseña que usar la fuerza es admisible al creer que el otro hizo mal. Este es un mensaje que no quieres mandar.
 
La disciplina efectiva se aplica de manera diferente dependiendo de la edad que tengan tus hijos. De los 6 a los 12 años el niño comienza su proceso de socialización más fuerte en la escuela, y busca su independencia para empezar a convivir con otros. El valor más importante en que debes basar la disciplina, es el respeto.
 
brillamont-38 (2)
 
Para que la disciplina con un niño en esta etapa funcione necesitas:
  • Ser claro y directo con las reglas.
  • Ser razonable con su ejecución y cumplimiento. Lo deseable es que estas reglas se sigan, sin embargo, en dado caso que exista una situación atenuante que llevara a tu hijo a no cumplir las reglas, analiza la situación y actúa acorde a ella.
  • Ser firme con las consecuencias. El diálogo y la negociación tienen su lugar, y éste es al momento de establecer las reglas, si se rompen y dejas al niño dictar lo consiguiente, después, vas a perder el respeto que necesitas de su parte para que la disciplina funcione.
 
Además, es muy importante que hables a diario con tus hijos, que los conozcas, que ellos sientan tu atención y cariño constante.
 
Con paciencia, comunicación y entendimiento, será mucho más fácil establecer una disciplina positiva, que a largo plazo logre permear en la conducta de tus hijos.